07 agosto 2014

Planes con niños: San Sebastián, Biarritz y San Juan de Luz

Aprovechando que mi hermano ha venido con su familia de EEUU hemos planeado una excursión que recomiendo enormemente. La zona es preciosa y además los niños tienen muchas actividades que pueden hacer.

Empezamos el día yendo a San Sebastián pero pasando antes por una casa rural que si vais con niños es perfecta ya que tienes habitaciones amplias y te ponen una cama doble supletoria y se duerme de maravilla. Rosa, la dueña de la casa, es muy amable, cercana y de esas personas que parece que conoces de toda la vida. La casa rural se llama Irigoyen y está en el pueblo de Lasarte, a 5 kms de San Sebastián. Os pongo link para que veáis qué pinta tiene y cómo son las habitaciones. Casa Rural Irigoyen

Habitación doble 2 casa rural Irigoien en Gipuzkoa

Además, si no habéis estado nunca en una sidrería, tenéis una a 50 metros que tiene una terraza con juguetes para los más pekes. No dejéis de probar la chuleta y la sidra directamente de las kupelas.

De ahí, nos fuimos a San Sebastián y quien no conozca esta ciudad que lo apunte en cosas pendientes de visitar porque es un lugar que cuando lo conoces piensas "ojalá viviera aquí". La playa de la Concha, donde puedes andar tranquilamente, el agua que está fresca pero lo justo, la tranquilidad que se respira... Además, ahora en verano hay multitud de artistas callejeros y es muy ameno el paseo por la ciudad. Y quién no conoce la fama de los pintxos? espectacular, de verdad, caros pero muy elaborados y muchísimos.


Al día siguiente pusimos rumbo a Biarritz, en Francia, fuimos por la autopista para luego ir bajando por la costa. No sé muy bien cómo describir este pueblo, es tan aristocrático, tan bonito, tan cuidado, tan elegante, que me pareció una maravilla y un lujazo poder estar jugando en la arena con unos edificios tan nobles a mis espaldas y con tanta historia. Durante muchos años ha sido destino vacacional de la nobleza europea y se respira un aire señorial que sin embargo, se mezcla perfectamente con lo cotidiano, lo de andar por casa que por eso me chocó tanto que ese contraste se amolde con tanta naturalidad en esta villa. Los niños se lo pasarán genial si os cogéis el tren turístico y os vais al museo del océano, una visita que sorprende porque es uno de los mejores museos que he visto y los niños disfrutaron un montón y además, gracias al tren descubrimos muchas cosas que sin duda, no hubiéramos visitado ya que el pueblo planito no es...


Cuando llegamos y vimos todo tan bonito pensamos que los precios serían desorbitados, pues no, son normales, un pelín más caros que en España pero asequibles. Comimos en una pizzería artesana y nos faltó chupar los platos de lo buena que estaba la comida. 

Después de comer pusimos rumbo a San Juan de Luz, a pocos kilómetros. La carretera de la costa tiene bastante tráfico en verano pero es mucho más bonita que la autopista así que os aconsejo que toméis este camino.

Y si os ha gustado Biarritz pues San Juan de Luz os va a encantar. Es distinto ya que no tiene ese aire señorial pero...es tan bonito, romántico y acogedor!! La playa es muy amplia, muy segura, ya que está resguardada y también podemos pasear porque es muy grande. Pero el pueblo es espectacular, todas sus tiendas están muy bien puestas, sus casas están tan cuidadas, sus calles....en fin, lo mejor es dejarse llevar por todas las calles del centro y disfrutar.


Los peques seguro que cuando vean las tiendas de chocolates van a querer llevarse todos a casa y es que San Juan de Luz tiene fama de tener unos chocolates buenísimos. Nosotros que no somos muy golosos, compramos un queso de cabra y una mermelada de pimiento que estaban de lujo.

Por la noche vuelta a Vitoria a dormir pero no sin antes repetirme mil veces, toda mi familia, lo sorprendidos que estaban con esta excursión y que la repetirían seguro.


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Blogging tips